sábado, 11 de mayo de 2013

El escándalo Bloomberg

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
De ser ciertas las sospechas de que la agencia Bloomberg LP tuviera "vigilados" los terminales que comercializa y que hubieran sido utilizados por sus periodistas para obtener información sobre sus clientes, entidades bancarias, empresas, etc., puede desembocar en una crisis importante. Bloomberg LP suministra información a sus clientes. La sospecha por parte de dos de sus clientes más importantes, JP Morgan y Goldman Sachs, de que los movimientos en sus terminales podrían haber sido "monitorizados", obteniéndose información sobre sus actividades. El diario El País explica:

De acuerdo con la información que está emergiendo sobre el caso, Bloomberg tendría capacidad para seguir la actividad que genera cada terminal con sumo detalle, hasta el punto de ver cuando un usuario en concreto entra y sale del sistema o las funciones que utilizan al operar los ordenadores. En el caso de Goldman Sachs, preocupa que pudiera ser la fuente de informaciones sobre el banco.
No es la única. También se sospecha que los periodistas de Bloomberg accedieran a información privada de empleados de JP Morgan durante el escándalo de la “ballena de Londres”. De hecho, fue el primer medio en dar la noticia de que la oficina en la capital británica registró pérdidas multimillonarias al apostar en deuda europea y en dar detalles del responsable de la operación.*


Que el mundo financiero pueda haber sido espiado por una empresa cuyo propietario es el actual alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, uno de los veinte hombres más influyentes del mundo, según la Lista Forbes al respecto. También está en la de los hombres más ricos del mundo. "Big Brother Bloomy" lo acaba de denominar The New York Post, descubridor del escándalo.

Michael Bloomberg ha sabido combinar los tres mundo más poderosos: la política, las finanzas y la información. Abandonó el partido republicano en 2007 para tener las manos libres como independiente y ha mantenido su actividad política como alcalde de la ciudad más importante del mundo —en muchos sentidos, incluido el económico—, posee la empresa líder en información económica y es un poderoso empresario. El hecho de que se sospeche de que sus periodistas pueden haber estado espiando las actividades económicas de sus clientes a través de los terminales que le compran para recibir información económica puede tener trascendencia inmediata. Estas cosas no van nunca solas; son siempre el hilo que acaba desagarrando la manga del traje.
El poder de Bloomberg LP lo explican ellos mismos en su web institucional:

Bloomberg connects influential decision makers to a dynamic network of information, people and ideas. Our strength - quickly and accurately delivering data, news and analytics through innovative technology - is at the core of everything we do. With over 15,000 employees in 192 locations, we deliver business and financial information, news and insight around the world.


Si esa "red dinámica de información" está trucada en algún tramo, la situación se complica para la empresa porque —como a todos ellos les gusta repetir— la confianza es la base del negocio, el "nombre del juego". La mera sospecha ya tiene que haber causado algún efecto y es probable que todo ejecutivo que se acerque a los terminales bloomberg experimente algún ligero escalofrío y la sombra de una duda.


El escándalo ha salido a la luz gracias a The New York Post con una exclusiva del periodista Mark DeCambre. Aquí "compiten" todos, medios contra medios y asesores financieros contra clientes. Business Insiders señalaba ayer que los periodistas de Bloomberg News tenían acceso a la actividad de los terminales de sus clientes, a cuándo estaban encendido o apagados. Así tuvieron información del escándalo de la "ballena de Londres" (London Whale) con el escándalo del "trader" Bruno Iksil —que realizaba operaciones de grandes cantidades— pues pudieron conocer cuándo accedía a su cuenta desde su terminal Bloomberg.
Pero en Business Insiders van más lejos y señalan:

Specifically, the source says, Bloomberg News reporters were able to see:
           ·         When individual subscribers logged in and logged out (and from where).
           ·         What type of information these individual subscribers looked at and how often they looked at it.
Our source also said that Bloomberg reporters could see which subscribers read specific news stories, but Bloomberg says this is not the case.**

Conocer qué tipo de información están consultando los clientes puede ser una pista muy importante para saber las operaciones que puedan estar realizando. Esto es esencial en el ámbito económico. Teniendo en cuenta que parte del liderazgo de Bloomberg LP procede de sus análisis financieros sobre el comportamiento de los mercados y sus participantes, el conocimiento de este tipo de operaciones puede ser muy importante en la orientación de terceros. Puedes mover en diversas direcciones el mercado.
Me imagino no habrá que esperar mucho para que vayan saliendo otros casos en los que los reporteros de Bloomberg News no fueron capaces de resistirse a utilizar una "ventaja" que su propio sistema cerrado —inaccesible a terceros—  les daba para estudiar a sus fuentes de noticias y clientes.
En cierta forma, es una revancha. Bloomberg News destapó gran parte de la información del escándalo de los traders de JP Morgan con este espionaje. La información que sale hoy sobre Bloomberg News y sus informadores estará siendo festejada por algunos. 
¿Afectará al alcalde Bloomberg y sus expectativas de futuro político?

* "Bloomberg se enfrenta a un escándalo de espionaje en Wall Street" El País 10/05/2013 http://economia.elpais.com/economia/2013/05/10/actualidad/1368210567_305111.html
** "BLOOMBERG SPYING SCANDAL ESCALATES: Reporters Used Terminals To Spy On JPMorgan During 'London Whale' Disaster"  Business Insider 10/05/2013 http://www.businessinsider.com/bloomberg-news-goldman-2013-5






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.