martes, 2 de abril de 2013

El experimento viciado

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Dicen en el diario El Mundo: «Si algo le faltaba a Chipre para igualar su crisis a la de los países del sur de Europa era la corrupción de sus políticos. Dicho y hecho: en los últimos días la prensa local e internacional ha ido publicando un posible caso tras otro.»*
Creo que a estas alturas es de ingenuos pensar que ciertas crisis se deben solo a "problemas económicos". La cuestión es otra: ¿qué parte de la crisis se debe precisamente a la corrupción? Las crisis económicas admiten varias lecturas.; mientras las expliquen los economistas, serán económicas. Corrupción no es solo embolsarse dinero vaciando las arcas. Algunos dirán que esto es el capitalismo sin más. 
La corrupción tiene un papel esencial en las crisis que vivimos y afecta al nivel de defensas existente para su prevención. No es la crisis la que provoca la corrupción, sino la que la desvela. Sí, en cambio, la agrava porque ha minado las reservas de valores que son las que hacen que una sociedad se mantenga a flote en la dirección correcta, la de la extensión del bienestar al conjunto y no solo el enriquecimiento de unos pocos. Si se siembra la idea libertina de que los valores son para tontos, se crea el clima expreso para que crezca la corrupción generalizada. La moralidad se acaba sustituyendo por una simple legalidad concebida como límite que se puede rozar y saltar si lo haces bien. No necesitas "conciencia", solo asesores fiscales y legales.

El hecho de que exista en Chipre la sospecha —más que fundada, según parece— de que se dio el aviso a las familias y amigos de que se iba a producir el corralito, lo que les permitió sacar millones de sus bancos, no es más que una muestra más de la desvergüenza que se acumula en un poder que se vuelve atractivo no por lo que puedas hacer por tu pueblo, sino por lo que puedas sacar de él, exprimiéndole al máximo.
La corrupción no es una banda de atracadores enmascarados, de butroneros nocturnos, que un día dan un golpe; requiere de la aceptación de muchos, de cierto clima de indolencia social e institucional, de pérdida de valores. Mientras no se asuma que se tiene un problema moral, que cada día se destapa una nueva historia pero que en el fondo es la misma, no se remontan los problemas.


El presidente de Chipre acaba de señalar que una de las soluciones para la crisis es dar más facilidades para la implantación de casinos. ¿Nos suena? Se puede salir de la crisis económica y seguir hundidos en la crisis moral que es el caldo de cultivo para que se produzca la próxima. A Chipre, como a otros lugares, no le "faltaban" los escándalos; estaban ahí, acumulados por el silencio cómplice, la inercia y la desidia. Como turbio paraíso fiscal, Chipre es la consecuencia lógica de la corrupción europea y rusa, que esconden y blanquean allí sus capitales.


La corrupción trae crisis y las crisis, si no se afrontan con honestidad, traen repartos injustos de las cargas, que es otra forma de corrupción. Es corrupción de las decisiones. El corralito chipriota acaba siendo otra forma corrupta porque ha dejado a los peores con sus fortunas fuera, sin tocar. Difícilmente se puede arreglar algo si quien lo arregla no tiene intenciones honestas, voluntad de cambio, más que de apaños. Y eso es aplicable más allá de la isla. Dicen en el diario El Mundo:

Los familiares de Anastasiadis no habrían sido, además, los únicos en sacar los fondos antes del cierre del sector financiero isleño: según el Banco Central del país, hasta el 18% de los depósitos en Chipre pertenecientes a ciudadanos del resto de países de la zona euro salieron de los bancos de la isla en febrero, unas semanas antes del 'corralito'. Unos 830 millones de euros se 'evaporaron' durante esos días. No ocurrió lo mismo con las cuentas en manos de ciudadanos rusos: los fondos de esos depósitos crecieron un 1% según la autoridad bancaria.*

Quizás cuando los nuevos casinos estén en marcha, la familia del presidente regrese a jugarse los 21 millones de euros que, según la información recogida por el enviado del diario, piensan que pueden haber sacado de Chipre antes de que se produjera el corralito. Será algo patriótico, por supuesto.
Llamar a lo de Chipre un "experimento" tiene su guasa.


* "Chipre pasa del 'shock' a los escándalos por corrupción" El Mundo 1/04/2013 http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/01/internacional/1364774718.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.