sábado, 16 de febrero de 2013

Métodos

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Antes se decía que había dos métodos, por las "buenas" o "por las malas". Acabamos de destapar la "tercera vía", la de la información, lo que nos mete de lleno en la modernidad —saltándonos a Descartes— frente a los otros dos métodos, que ya se habían quedado anticuados. Es el equivalente, en política, a los derivados financieros, formas nuevas para la vieja codicia. El chantaje y el espionaje estaban ya inventados, claro, pero esto es otra vuelta de tuerca al capitalismo informacional. Es el triunfo de los "emprendedores" en el submundo de un mundo que ya empieza a oler más de la cuenta. Nos informa El Mundo:

Los investigadores consultados por Europa Press cifran en más de 20.000 las fichas realizadas por Método 3. Precisamente, hoy EL MUNDO revela que la Policía calcula que existen 200 informes sensibles de Método 3 a la venta y que afectan a personas muy relevantes. El temor de los investigadores, según informa Casimiro García-Abadillo, es que el material sea adquirido por alguien con mucho dinero o por algún servicio secreto.
[...] Los investigadores además tienen conocimiento de la existencia de trabajos realizados por Método 3 en el mercado, y que se están vendiendo y advierten de que no sólo informan sobre actividades políticas sino que también hay trabajos sobre aspectos personales.*



Aquí se habla de "a la venta", "mercado", etc. con una alegría realmente sorprendente —como si se pudieran ir a comprar en la tienda de la esquina— y sobre todo se utiliza un término "cursi", "informes sensibles", que es el signo distintivo de esta bazofia con clase que padecemos. Con él se encubren profesionalmente los vicios de toda la vida; es un tecnicismo eufemístico para decorar una actividad ilegal e inmoral.
Por más que nos sorprenda cada día, no es más que la lenta y constante deriva de nuestra vida política hacia formas mafiosas en las que frente al espectáculo colorista y ostentoso de partidos, administraciones y empresas, se esconde ese otro de los métodos y formas por los que se llega a donde se llega y se consigue lo que se tiene.

Cuanto más delictivo se convierte un espacio, más delictivos son los métodos necesarios para conseguir algo. Es la aplicación de la idea balzaquiana que "detrás de cada gran fortuna hay un gran crimen". Y cada crimen es un posible escándalo que pueda acabar con la fortuna. La máscara de nuestros políticos, empresarios, etc. "virtuosos", basada en el cultivo meticuloso de su imagen pública, cae hecha añicos ante el descubrimiento de los oscuros procedimientos que los han encumbrado. la lucha se traslada entonces a los periódicos y televisiones, el espacio en donde se crea y destruye la identidad pública.
En un entorno como este, la información es siempre poder porque el temor al escándalo pasa a ser el peor de los males sociales. La ocultación es la contraparte del crimen que deteriora la imagen, que arruina la carrera del candidato, que hace bajar las encuestas. A todo eso se le teme y el temor es una nueva debilidad que abre nuevas fisuras. Una democracia que teme a la verdad es una democracia, demagógica, débil. Solo a los que no tienen nada que ocultar se les teme realmente. A esos, se les difama y se les aparta.


El debate sobre si la agencia Método 3 ha actuado motu propio o por encargo es, por supuesto, relevante. Pero no es solo eso lo que se debe tener en cuenta. Es el simple hecho de que haya "tanto" que ocultar lo que nos debe preocupar. Que hayan realizado escuchas a ver qué sacaban sin saber a dónde iban nos indican que es más fácil pescar en un cubo que en el océano. Nos transmite preocupación el que exista un mercado paralelo para estas cosas, que haya compradores dispuestos a hacerse con las informaciones que se ofrecen a aquellos a los que les "puede" interesar y que podrán utilizar en un momento determinado.

La parte hipócrita de todo esto es que lo más probable es que todos tengan informaciones respecto a todos, que sean los mismos partidos los que se han "investigado" unos a otros y entre ellos para tener sus bazas cuando toque: unas elecciones, unos contratos, etc.
La "modernidad" de Método 3 es que actúa conforme al mercado, que fija precios y oportunidades, que sus ejecutivos, me imagino, llevarán corbatas de anchas franjas verdes y rosas. Que todo esto estalle ahora no será casual, pero ni usted ni yo lo sabemos. Solo sabemos que la teoría nos dice que quien posee más información vive menos en la incertidumbre y está por encima del que menos sabe. Esa es la verdad final en los entornos "sensibles" a la información.
No siempre se busca lo malo, pero a veces se encuentra. Se ha convertido en una especie de moda informativa no presentarse ante nadie sin saber con quién se encama, que desayuna, cuánto cobraría por un apaño, su comida favorita, qué deudas tiene o la potencia de su revés sobre la pista de tenis. Los datos pasan a ser relevantes para hacerse con el "perfil" y anticiparse a las sorpresas. A lo mejor tienes que para los pies a alguien o presionar un poco más, quién sabe.


Las empresas del "data mining" o "minería de datos" es lo que hacen: juntan datos para extraer estructuras que signifiquen "algo". Por lo tanto el hecho que busquen directamente o no es medianamente relevante. Pueden trazarnos el perfil de una persona mediante los datos que aparezcan en las de otros. Ellos actúan de "oficio" y beneficio. De ahí esas fichas —hablan de 20.000— que surgen de los propios datos extraídos y que crecen —algunas— con el tiempo, acumulándose por el paso del tiempo. Donde ven que puede haber algo "sensible", se centran un tiempo. A veces dan con datos cuyo valor les resulta más rentable dejar bajo las leyes de la oferta y la demanda. Otras veces, en cambio, se los ofrecen a los clientes potenciales obvios: enemigos, rivales o compañeros de paddle.
Lo verdaderamente preocupante son los métodos políticos, empresariales, deportivos que se están utilizando y que nos transforman en un espacio mafioso disfrazado de modernidad. Es su conversión en normalidad, aunque sea silenciosa, la preocupante.

* "Almunia, 'sorprendido' de haber sido espiado, pide responsabilidades". El Mundo 16/02/2013 http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/16/espana/1361010647.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.