miércoles, 13 de febrero de 2013

¡Desconecten YouTube! o un loco con un megáfono

Joaquín Mª Aguirre (UCM)
Esto de reírse un poco está cada vez más difícil, pero, no, no hay que dejarlo. Hay que seguir intentando mantener el humor sin que pase nada. Haga un esfuerzo. El humor no es una forma de olvidar, sino de compensar los pesares. La teoría "humoral", la que se basaba en el reparto de los fluidos corporales, siempre entendió que una persona sana era una persona "equilibrada", que compensaba unas cosas con las otras, ya que el exceso parcial propiciaba el "desequilibrio", la falta de armonía. No es buena la euforia (los economistas nos avisan —tarde, pero avisan— que son la causa de las "burbujas") que nos lleva a un extremo, ni la depresión que nos arrastra al otro. Cuando peor lo pasan los pueblos suelen producir sus mejores piezas cómicas porque tienen más de quien reírse y más que compensar. Los políticos nefastos suelen provocar avalanchas de chistes. No voy a poner ejemplos, pero seguro que se les ocurre alguno.

En Egipto que no lo están pasando nada bien, el humor es también una forma de equilibrio. Las páginas de Facebook se llenan de chistes; recibo 'Whatsapp' con vídeos, fotos trucadas y chistes desde allí más que de ningún otro sitio. Los egipcios también están equilibrados: los hay tremendamente serios, un "entierro de tercera" —como se decía antes—, que no solo no se ríen sino que pretenden que los demás tampoco lo hagan; y luego están los egipcios que se ríen con cada uno de los gramos que constituyen su cuerpo y de todo lo que les pasa por delante. Para estos, el chiste les da la vida y da gusto oírlos reír.
Todos los medios egipcios (y de otros lugares) se han hecho eco de los intentos judiciales de bloquear YouTube porque en distintas partes del globo  está el deleznable y provocador vídeo sobre un pseudo Mahoma que costó varias vidas en distintas partes del mundo por la ira y el vandalismo consiguiente causado. A instancias de la legión de abogados islamistas, defensores de la ortodoxia y de la salud visual de los ciudadanos egipcios —se ha intentado en otros lugares como Afganistán y Pakistán—, han conseguido que la judicatura le ponga puertas al campo o que, al menos, lo intente, y "prohíba" que los ciudadanos del país puedan acceder al canal global de los vídeos durante un mes.*



Como YouTube ha dicho que ellos no censuran y que allá cada uno con lo que vea, le andan dando vueltas a cómo hacerlo —algunos dicen que si China puede porqué ellos no—, creando un problema a los ya atareados miembros del gobierno de Morsi que no dan abasto con tanta manifestación en contra. Como Morsi ha salido un par de veces del país y ya le han dicho que está muy feo eso de estar censurando, prohibiendo y cerrando a los demás, el gobierno está dando largas con lo del "muy caro" o "técnicamente complicado". Pero los salafistas les presionan para que lo hagan, aunque no les explican muy bien cómo.


Anteriormente intentaron bloquear, también gracias a los abogados islamistas,  todos los contenidos pornográficos a los que se pudiera acceder desde Egipto. Si lo del vídeo provocador era ya complicado, aquí resulta titánico porque no es que haya mucha pornografía —que la hay— sino que los denunciantes tienen un sentido de lo pornográfico que puede ser muy diferente del que pueda tener cualquier ser del planeta que no considere que las mujeres deberían venir al mundo ya envueltas en velos integrales. Quizá salga más barato por la vía de la manipulación genética (un "velo genético", de serie), que por la de intentar bloquear todos los contenidos digitales del universo virtual. Si funciona, por ejemplo, se podría intentar con la barba masculina; que los niños nacieran con barba solucionaría también muchos problemas, especialmente los de todos aquellos egipcios —militares, policías, auxiliares de vuelo— que se han sumado a la euforia capilar como forma de promoción profesional y espiritual ante los nuevos jefes islamistas. Pero seguro que también resulta caro y sale algún mutante, que siempre dan problemas.


Entre los que apuestan por el humor en Egipto, están los chicos y chicas de la video revista DiSalata.com “disalata.com”, que ellos mismo definen en su página web  diciendo que «[...] is an interactive online video magazine, where young Egyptians can find entertainment, discover new experiences and connect with others based on similar interests. It is a platform for free expression, exploring talents and spreading inspiration»*. Una plataforma que incluye entre cocina, moda, etc., cosas tan divertidas como "Mish Impossible" (un juego de palabras con "Mission" y "mish"), con Ramez Youssef y otros jóvenes dispuestos a demostrar que en tiempos difíciles el humor es posible y necesario.


En el episodio 6 de Mish Imposible***, Ramez Youssef, harto de escuchar malas noticias en todas las emisoras de la radio de su coche, se baja, abre el maletero y se pinta una camiseta y una nube portátil para llamar a todos, armado de un megáfono, al optimismo, recorriendo de esta guisa las calles. Lo hará a pie, en bici, en autobús, en motocarro.

Dan ganas de coger también un megáfono y darse un par de vueltas al día llamando a algún tipo de compensación del mal humor que nos causan actos cotidianos, al igual que a Ramez, encender radio o televisión o abrir un periódico.
La reacción de los chicos de DiSalata.com ante la amenaza de censura de Youtube, su medio de difusión, ha sido decidida, según nos cuenta el diario Al-Masry Al-Youm:

However, Di Salata, an interactive online video magazine, offering a platform for free expression, is not worried.
The video magazine hosts eight shows on a range of topics: fashion, cinema, politics, motivational talks, poetry and interesting places to go. Some of its videos can generate more than 1 million hits on YouTube.
Ramez Youssef, presenter of Di Salata’s “Mish Impossible” (“Not Impossible”), said that while the ban would have an effect on the online magazine, the team is adamant on moving forward with the project.
“Even if they block YouTube,” Youssef said, “we will not stop making videos, we will upload them on CDs and flash memory sticks and distribute them on the street ourselves.”*


Y, efectivamente, son capaces de ir por la calle repartiendo los vídeos. Es difícil detener al ingenio y al humor, porque cuanto más lo intentas más ridículo te vuelves y ofreces más material para que se rían de ti. El humor se retroalimenta con las reacciones que provoca, como comprueba cualquier buen observador en un show en directo. Esto no lo entienden los islamistas y personas de mente más o menos cerrada, que creen que pueden borrar —entre otras muchas cosas— el sentido del humor. Por eso se condenan ellos solos a ser objeto de humor, además de las críticas.

La falta de humor es no exclusivo de nadie; prende allí donde la intransigencia se disfraza de seriedad. Un ejemplo lo tenemos en las reacciones, francamente tontas, que ha tenido la broma de Francois Hollande sobre la sucesión de Benedicto XVI, algo que seguro que habría hecho reír al mismo Ratzinger. El diario mexicano Pulso, con información de Notimex, nos cuenta que

[...] durante una rueda de prensa con el presidente de Nigeria, Hollande consideró “muy respetable” la decisión de dimitir tomada por el Papa, pero afirmó en tono jocoso que Francia “no presentará candidato” a la sucesión del pontífice.
El comentario de Hollande, conocido por su afición a los chistes, fue muy mal recibido por la oposición conservadora en Francia.***

En una Europa que está constantemente peleándose por colocar sus "peones nacionales" en comisiones, cargos e instituciones comunitarias, la broma de Francois Hollande, en una rueda de prensa oficial, señalando que Francia no presentará candidato, me parece que no debería causar "escándalo" más que en aquellos que están obligados a cuestionarlo todo por motivos laborales, es decir, la oposición. Hollande no se ha reído de Benedicto XVI, sino de la competencia europea por todo.
Que las huestes de Sarkozy critiquen a Hollande —que al fin y al cabo no se ha reído de nadie—, cuando todavía están frescas en la memoria las miradas cómplices y chistosas del ex presidente de la República con Angela Merkel burlándose ambos de Berlusconi en una rueda de prensa tan oficial como la otra, no tienen mucho peso. El chiste humaniza a Hollande en un acto encorsetado y rutinario.


El humor no arregla casi nada, pero nos hace desahogarnos de las tensiones acumuladas y renovar fuerzas. A veces se tiene "incontinencia humorística", como Hollande; de igual forma que otros tienen que ir dos o tres veces al baño, hay gente que tiene que dejar caer sus respuestas humorísticas a una situación, que es algo muy diferente al contador de chistes pesado y narcisista, que va buscando víctimas a las que contarles los últimos —muy buenos siempre— de su repertorio. Se tienen que morder la lengua muchas veces.
Hollande afirmó que Francia no presentaría candidato. A lo mejor, si hubiera estado Nicolas Sarkozy, como presidente, en esa misma rueda de prensa, habría preguntado preocupado "si Berlusconi era «papable»". Seguro que alguno también se habría reído.
A veces necesitamos cruzarnos con un loco en bicicleta, con un megáfono, que recorra las calles y nos grite "¡optimismo!". Si nos ha sacado una sonrisa, ha valido la pena. La vida, como nos dicen los de DiSalata, es cuestión de aliño.



* "Tech experts brush off YouTube ban" Al-Masry Al-Youm 10/02/2013 http://www.egyptindependent.com/news/tech-experts-brush-youtube-ban
** Mish Impossible nº 6 Vídeo.http://www.youtube.com/watch?v=5t5bhMBHDVk&NR=1&feature=endscreen
*** "Hollande causa polémica por broma sobre sucesión del Papa" Pulso (Mex) 12702/2013 http://pulsoslp.com.mx/2013/02/12/hollande-causa-polemica-por-broma-sobre-sucesion-del-papa/






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.